Flancitos de leche condensada

Postre clásico, riquísimo y fácil de hacer. Estos flancitos de leche condensada, te salvan cuando tenés invitados a último momento.

¿Qué pasa cuando comprás un montón de leche condensada porque te gustó el nuevo envase? Hay que ponerse creativo y empezar a usarlas en todas las variantes posibles.

Para alegría de mi familia y de los que me leen por aquí, surgió esta receta genial. La pueden usar en moldes individuales, como yo, o en un molde de flan clásico.

Si todavía tienen dudas: la preparación dura realmente 2 minutos. ¡Manos a la obra!

Flancitos de leche condensada

Ingredientes:

Para los flancitos

  • 395 ml. de leche condensada
  • 4 huevos
  • 1 cucharadita esencia de vainilla
  • 2 tazas de agua tibia

Para el caramelo

  • 150 gr. de azúcar
  • 1/2 taza de agua
  • 1 cucharada de jugo de limón

Receta de los flancitos de leche condensada

Para comenzar, no te olvides de realizar la mise en place. Pesar todos los ingredientes de antemano, te va a facilitar mucho al momento de cocinar. Y evitás errores con las cantidades. ¡No seas fiaca!

No olvides precalentar el horno a 150 grados.

Comencemos con el caramelo

  1. En una sartén o olla chica, colocá el azúcar, con el agua y jugo de limón.
  2. Cociná el caramelo a fuego medio, sin revolver, hasta el punto deseado.
  3. Lo ideal, es sacarlo cuando esté dorado, porque en el horno se seguirá cocinando.
  4. Volcá el caramelo de inmediato en los moldes individuales, o molde de flan.

TIP: Un caramelo muy oscuro, tendrá gusto amargo. El punto ideal para esta preparación, es dorado y fluído.

Ahora, vamos con los flancitos

  1. En un bol, colocá : huevos, agua tibia, vainilla. Batí solo para integrar.
  2. Incorporá la leche condensada, batí de manera que se integre bien a la preparación.
  3. Volcá la preparación sobre los moldes, encima del caramelo.
  4. Colocá todos los moldes en una fuente de horno. En la fuente, colocá un poco de agua, para una cocción a baño maría.
  5. Cociná en horno medio durante 45 minutos a 1 hora (según la intensidad de tu horno).

TIP: En el horno, el caramelo se fundirá y nuestros flanes lo absorberán un poco, esto le da un sabor especial.

Desmoldalos inmediatamente con la ayuda de una manopla o trapo, si no querés quemarte como yo.

En mi caso, los dejé en los moldes por un rato, entonces para que el caramelo se funda y poder sacarlos de forma prolija, me ayudé con el soplete. También podés calentarlos sobre la hornalla.

Mirá la video receta de estos flancitos de leche condensada:

¡Gracias por estar ahí una vez más! Les prometo que vuelvo pronto con otra receta.

Como siempre, si tenés alguna duda sobre esta receta dejámela en comentarios.

Si aún no te decidís a hacer estos exquisitos flancitos de leche condensada, buscá más opciones en mi sección de recetas dulces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *